Primavera, momento de nuevos inicios

Energía de la primavera
¿Te ha parecido interesante? Comparte:

Después de unos meses con la energía resguardada en lo profundo, en raíces, semillas y futuros frutos, esperando el bueno tiempo, la naturaleza vuelve a despertar. La primavera es la estación del renacer, del desarrollo impulsivo y creciente, llena de vitalidad y frescor. Es la estación que promueve la renovación, el cambio, la creatividad, el inicio de nuevos proyectos y el desbloqueo. Su energía se corresponde con la de la luna creciente.

El 20 de marzo es el Equinoccio de Primavera, momento en que el día y la noche tienen la misma duración. Es el ecuador de la energía expandiéndose, hasta que llegue a su máxima expansión en verano. Tal y como comenté en este artículo, las energías de la naturaleza son contractivas o expansivas, y las estaciones y la luna son un claro ejemplo de ello.

Uno de mis objetivos es volver a sincronizar nuestra «organización vital» con las estaciones, y la energía de la primavera nos invita a salir de la cueva y a brotar.

Energía de la primavera para dar fuerza a tus propósitos

Después de la energía de calma e introspección del invierno, donde hemos estado integrando y asimilando todo lo que hemos aprendido en nuestras etapas anteriores, ahora toca sembrar las nuevas semillas, en forma de nuevos propósitos. Fíjate en la energía de la primavera: ahora la naturaleza está brotando, estamos en un momento de energía de creación, por lo tanto es un momento propicio para crear y plantar lo que queremos que crezca en nuestra vida, ya sea a nivel de crecimiento personal o a nivel material, proyectos de trabajo o iniciarnos en nuevas ideas y oportunidades.

Primavera y luna creciente

Esta energía también está presente en las fases de la luna, y si alineas el arranque de tus proyectos con la energía de la luna creciente, potenciarás aún más tus propósitos.

La energía de la luna creciente hace que el cuerpo tenga una disposición a absorberlo todo más rápido. La inteligencia se clarifica y somos más objetivos. Es la mejor fase lunar para la productividad y la aceleración de los trabajos cotidianos, así como para introducir cambios en los viejos hábitos, forma de pensar y de actuar.

Alinea tu vida con las estaciones

Aunque cada año tenga una primavera, cada primavera será diferente de la anterior, ya que el camino evolutivo es una espiral. Nunca viviremos dos estaciones iguales.

En esta primavera te quiero preguntar: ¿Qué es eso que quieres que crezca en esta nueva primavera? ¿Que te gustaría hacer, ser o disfrutar?

Te leo en los comentarios. Un abrazo.


¿Te ha parecido interesante? Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba