Te entiendo.

Sabes que hay algo que falla, algo no cuadra. La vida se escurre entre tus dedos mientras las horas del día se van con “obligaciones”. Nunca terminas con todo eso para poder centrarte en ti, en tu salud, en tu placer, en tu amor, que es lo que realmente quieres.

Yo también he estado ahí. Esto es humano.

Y sigo estándolo, aunque cada vez más centrada, reconectando con esa parte más pura de mí, más íntima, más esencial. Me he despojado de corazas y de creencias, la mayor parte de ellas limitantes para desarrollarme con todo mi esplendor, con toda mi luz. Cada vez me creo menos mi historia.

Te ayudo a emprender el camino de regreso a tu esencia

Soy Senda Ram

Canto mantras y comparto el camino del yoga.

Senda es mi nombre real, y significa “sendero, camino”. Ram es una palabra en sánscrito que significa “la luz dentro de mí”, además de ser el diminutivo de mi apellido Ramon.

Me siento muy representada por mi nombre, siento que mi existencia consiste en ir andando hacia un sitio al que me lleva mi intuición. Y ese sitio es mi luz interior, mi esencia. Además, siento que estoy aquí, en esta vida terrestre, para aportar luz a las demás personas.

Este es el nombre que me he puesto en este mundo dual, en el que creemos que tu y yo somos diferentes. Pero soy igual que tú.

Soy un ser inquieto, creativo, despierto y alegre. Me apasiona la vida en todas sus formas: la naturaleza, los animales, los sonidos, la música, los abrazos, las risas. También el llanto, la tristeza y el dolor. El movimiento, el baile, y viajar.

Vale, ¡déjate de tanta filosofía! ¿Qué haces?

Mi objetivo en esta vida es seguir en el camino del autoconocimiento y crecimiento interior, siempre buscando la presencia y la consciencia, y a la vez compartir mis aprendizajes y aprender de los demás para crecer todos juntxs y construir un mundo mejor, más sano, más despierto.

¿Y cuál es tu trayectoria?

Mi historia

Curiosidades de mi vida

Scroll hacia arriba